1
Jun

La interacción de ambos factores, burbujas en el mercado de activos, aumento de los riesgos expuestos y enfriamiento económico nos vaticina lo que puede ser la entrada en un nuevo ciclo de desarrollo. En momentos de incertidumbre económica, cuando la demanda de inmuebles se ralentiza, lo normal es que aparezca una corrección de precios, quizá una estabilización. Lo más importante y extremadamente difícil: calibrar la intensidad y el punto inicial de tales periodos. Mientras los tipos de interés no suban vertiginosamente y no se produzca un fuerte deterioro de la actividad económica, traducido a su vez en aumento considerable del desempleo, el mercado inmobiliario, especialmente la vivienda, tenderá a no sufrir caídas de cierta magnitud en su valoración. Es fundamental, por tanto, evitar fuertes oscilaciones en la política monetaria. Indicios tales que no se han producido en la economía americana de forma virulenta, que en el año 2007 sigue manteniendo moderadas tasas de crecimiento económico.
Desde una perspectiva histórica el desplome de precios suele tener un alto componente local, generalmente al afectar a zonas en fuerte regresión, donde se detecta un decrecimiento constante de la actividad general. Son zonas cuyas expectativas de desarrollo son escasas, que pierden población, al estar basadas en estructuras obsoletas y un entorno macroeconómico poco atractivo para la inversión futura. Un efecto que a nivel internacional no es tan fácilmente contagiable, pese a la correlación existente en el mercado internacional de la inversión, cada vez más globalizado. Burbujas con fuertes caídas de precios (hasta el 50%), se han experimentado, por ejemplo, en el mercado de Alemania del Este tras la reunificación. Aquello fue una exageración de las expectativas existentes (especulación), previsiones erróneas en la demografía, aderezada con elevadísimas subvenciones y exenciones fiscales. El derrumbe japonés de los 90, en consonancia con la fuerte crisis asociada al hundimiento de un peculiar modelo del bienestar, nos da idea de la dimensión que puede tomar una ruptura violenta. Se llegó a una etapa de brutal deflación, donde, durante años, cualquier medida de política económica se antojaba incapaz de confrontar tal situación.
La situación coyuntural y el escenario macroeconómico nos darán la última respuesta al desenlace final relativo al precio del activo inmobiliario. Y si el motor básico de la economía mundial, EEUU, entrase en una crisis de alta dimensión, tal efecto tendría casi seguro una enorme influncia en el resto de países. Una fuerte caída de precios a nivel global es difícil que se produzca en ausencia de un grave deterioro de la actividad económica, fenómeno que suele ir asociado normalmente a un declive zonal, motivado por aquellas cuestiones que podríamos denominar de carácter propio y estructural. Aunque los mercados de activos llevan más de cuatro años creciendo de forma continuada y en algun momento llegará la correción. No nos libraremos de ello. El maestro Kostolany lo explicó sucintamente, “comprar activos en situaciones de pánico y vender en momentos de euforia”. A buen entendedor…..
¿Cree el lector que un hipotético estallido de la burbuja en EEUU tendría consecuencias inmediatas en el resto del mundo? ¿Cómo cree que van a evolucionar los tipos en caso de que el PIB americano se enfríe cada trimestre que pasa? Y si la FED baja los tipos rápidamente para contrarrestar esta caída ¿puede formarse una burbuja todavía mayor a medio plazo?
Y en España, si estallase la burbuja, ¿sería de carácter puramente local?

Comments

José Escobar Sánchez August 28, 2007 - 8:14 am

ñ

José Escobar Sánchez August 28, 2007 - 8:25 am

Referente, digamos el articulo de referncia, debo decir en mi opinión, que es como menos obtimista. Me explico, en referncia a la subida de intereses tengo la seguridad que iran al alza, para contener el consumo y compensar la injeccion de liquidez para frenar la insetidunbre sobre las hipotecas de alto riesgo, y por supuesto eso va a repercutir a cuenta de auella masa social endeuda, pagando así cuotas más alta sobre las hipotecas, claro esta que la ejecutiva, nos dira que las dicho incremento desgrava a hacienda.
Por otro lado, y en refrencia a el precio de la vivienda, hay que tener en cuenta en factor de la oferta y demanda, por lo cual la poca demanda existente provoca, una bajada de precios.

CLAUDIA September 9, 2007 - 5:10 am

ME ENCANTARIA SABER MAS ACERCA DEL TEMA.
CUAL ES LA EXPECTATIVA EN REFERENCIA A MORTGAGE EN LO QUE RESTA DEL SEXENIO,ES RECOMENDABLE TOMAR ESTO COMO UN MOMENTO DE PANICO PARA OFERTAR
SALUDOS

Rafael Moneo September 17, 2007 - 11:18 am

Contestación a Claudia
Como ves, la situación actual,posterior a la publicación de este artículo,ha derivado en un fuerte endurecimiento de las condiciones de acceso al crédito.
Es decir, la finaciación de proyectos e hipotecas tendrá condiciones mucho más restrictivas.
Que más podemos contestarte, para saber “más del tema”??

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept